Inicio > Depósitos bancarios > Fondos de inversión garantizados de Renta Variable

Fondos de inversión garantizados de Renta Variable

Los fondos de inversión garantizados de renta variable (GRV) son instrumentos de ahorro que garantizan al inversor la devolución de la inversión realizada en una determinada fecha denominada “vencimiento de la garantía”, con un porcentaje de rentabilidad vinculada total o parcialmente a la revalorización de acciones, índices bursátiles o divisas.

Los fondos de inversión de renta variable conllevan un mayor riesgo que los fondos de inversión en renta fija, ya que las cotizaciones de las acciones son más volátiles y están determinadas por gran variedad de factores, como los tipos de interés, crecimiento económico, evolución de los mercados financieros internacionales en los que invierten.

Las comisiones de los fondos de inversión garantizados de renta variable más habituales son, las comisiones de suscripción al comprar participaciones del fondo que representan una parte del valor patrimonial del fondo de inversión, comisiones de gestión y comisiones de reembolso al vender participaciones del fondo. La mayoría de ellas dependen de la política comercial de las distintas entidades financieras dentro de unos límites definidos.

Los fondos de inversión garantizados son productos de riesgo en los que el inversor puede perder dinero si el porcentaje de capital garantizado en mejor que el 100% o si tiene que vender sus participaciones en el fondo antes del final de la garantía.

Si desea invertir en los mejores fondos de inversión de renta variable deberá valorar la rentabilidad del fondo según la variación porcentual del valor liquidativo en un determinado período de garantía y el patrimonio del fondo de inversión cuyo valor viene dado por los activos que componen la cartera del fondo y que permite que se puedan conseguir mejores condiciones en el mercado.

Artículos relacionados:


Comentarios cerrados.